Seleccionar página

Google ha introducido unos de los mayores cambios en el algoritmo de clasificación de búsquedas de Google: BERT

BERT, para los amigos o Bidirectional Encoder Representations from Transformers para los noobs, es una red neuronal de código abierto, que procesa el lenguaje de forma más natural, es decir no traduce sino que interpreta, la manera en que nos expresamos:

Pandu Nayak Vicepresidente de Google Search, en un comunicado:

“Con los últimos avances de nuestro equipo de investigadores en la ciencia de la comprensión del lenguaje, que ha sido posible gracias al aprendizaje automático, estamos mejorando significativamente la forma en la que entendemos las consultas”, “Esto representa nuestro mayor avance en los últimos cinco años, y uno de los mayores avances en la historia del buscador”

Esto supone un avance del todo necesario y que suponía lo que muchos profesionales del sector pedíamos encarecidamente, el correcto uso de adverbios y preposiciones entre otros . Parece una tontería, pero no lo es, más si cabe para mercados tan específico como el Marketing Digital dentro del Legaltech (aprovecho para meter palabritas clave ;)).

Por ejemplo, si antes buscábamos “2019 viajar de Brasil a Estados Unidos hace falta visado” , el resultado de la búsqueda era un artículo de Washington Post sobre viajar de Brasil a  EEUU, es decir, google se pasaba por alto la “a” (to). Ahora la misma búsqueda ofrece otro resultado mucho más coherente: Una página sobre visados para turistas brasileños.

legaltech bert

BERT nos anima a dejar de pensar en “palabras clave”, es decir, todas aquellas web sin sentido gramáticas y con un concepto único de densidad de palabras clave y sinónimos van a quedar obsoletas y pasarán como es lógico al final de la lista de resultados.

Tantos años viendo a gurús del SEO, hiper-mega-especialistas en conseguir  posicionar la web de sus clientes gracias al estudio de miles de palabras clave y mediante granjas de posicionamiento natural y megaestructuras de contenido en carpetas con nombres que multiplicaban el contenido gracias a codificaciones ocultas de metas, bla bla bla bla., van a tener que empezar de cero, al menos van a tener que empezar a ser un poco más modestos y sobre todo mucho menos tramposos.

Se estima, según cálculos externos, que unas 350 millones de consultas diarias se verían afectadas.

Google es una máquina de hacer dinero, pero no quiere tramposos, por lo que todo su esfuerzo se trata en conseguir tener un buscador real, que muestre los resultados más coherentes a las búsquedas, y todo el trabajo que no se base en eso, será trabajo desperdiciado. Las webs deshonestas, que solo han buscado un posicionamiento forzado, tarde o temprano acabarán al final de la cola, de eso no hay duda.

Sin embargo no todo es malo para los gurús vende humos:

  1. Bert solo se ha implantado en EEUU y en Inglaterra, por lo que tardará en llegar a España (y al resto de países)
  2. Además los «gurús» ya tienen una nueva excusa para presentarse a sus clientes y ofrecerles nuevos servicios por este inminente cambio.

En definitiva, sean honestos en sus webs y publicaciones y no entren en guerra directa a competir en aquella liga donde no está preparado, para todo lo demás, consulte a su gurú.

Share This