Seleccionar página

Si la semana pasada comentaba la posibilidad mediante la inteligencia artificial y el big data la redacción automática de demandas, hoy China y Estonia, ya están desarrollando los primeros “Jueces Virtuales”.

Aunque un principio solo es para demandas de cantidad, no cabe duda que es el principio del legaltech pero en el otro lado, en el lado de los que dictan sentencias.

¿Como evolucionará esto? 

Tal y como yo lo veo, ambas líneas de tecnología deberán de enfrentarte tal y como se ha hecho en las deepfake, en donde dos máquinas con IA, intentan engañar una a la otra, hasta que la segunda le es imposible reconocer si el vídeo de la primera es real o no. La primera máquina va cambiando la imagen (el vídeo) en función de lo que entiende la segunda.

En este sentido, espero no ver el día en el que un abogado esté mas preocupado por el algoritmo de sala que por su propio criterio y habilidad jurídica, sin embargo nos encontraremos con criterios boolenanos indiscutibles al estilo “Si das por detrás la culpa siempre es tuya”.

El artículo completo lo podéis leer aquí

Share This